15 49.0138 8.38624 arrow 0 both 0 4000 1 0 horizontal http://eduka2.es 300 4000 - 0
Blog de educación

Educar a los menores en violencia de género

Ya lo hemos dicho con anterioridad pero volvemos a repetirlo. Censurar tus fotos en la red, mandarte mensajes insultantes, vigilar tu ubicación…No es amor es Cibercontrol y Violencia de género digital.

Los datos hablan por sí solos: un 38% de mujeres entre 16-24 años ha sufrido violencia psicológica de control por parte de su pareja (datos de ministerio de la presidencia) . Si le añadimos Internet y el uso del móvil como herramienta de control se vuelve un problema más preocupante aún.

Y como siempre decimos la solución está en la educación. Desde pequeños debemos educar en igualdad y en el uso adecuado de la tecnología.

Con respecto a las relaciones de pareja, se va subiendo escalones poco a poco. Se comienza pidiendo las contraseña, controlando si está en linea o no, cuanto tarda en contestar, pidiendo que deje grupos de whatsApp y Redes sociales, controlando su forma de vestir, las fotos que sube…Gestos que la otra persona confunde con amor, y no, controlar no es amar.

Cuando hablamos con los jóvenes nos damos cuenta que piensan que la violencia de género es humillar, golpear o violar. Es muy importante sensibilizar del origen, de como sube escalones hasta llegar a los casos que vemos con más frecuencia de la que querríamos en televisión.

La fábula de la rana ilustra muy bien la forma escalonada en que se produce la violencia de género, en muchas ocasiones no somos conscientes hasta llegar a los escalones superiores:

«Una rana saltó un día a una olla de agua hirviendo. Inmediatamente, saltó para salir y escapar de ella. Su instinto fue salvarse y no aguantó ni un segundo en la olla. 

Otro día, esa misma olla estaba llena de agua fría. La rana saltó dentro y nadó tranquila por el agua de la olla. Estaba feliz en esa ‘piscina’ improvisada. 

Lo que la rana no sabía, es que el agua se iba calentando poco a poco. Así que al poco tiempo, el agua fría se transformó en agua templada. Pero la rana se fue acostumbrando, allí seguía, nadando plácidamente en ella. Sin embargo, poco a poco, el agua subió de temperatura. Tanto, que llegó a estar tan caliente, que la rana murió de calor. Ella, sin embargo, no se había dado cuenta, ya que el calor aumentaba de forma gradual y se iba acostumbrando a él.» 

 

Es trabajo de todos ayudarla a salir de la olla porque sola no podrá.

Y sobre todo debemos acabar con aquellos mitos que han hecho tanto daño y que lejos de extinguirse siguen muy presentes. No hay más que escuchar las letras de muchas de las canciones de reggaeton para darnos cuenta…

Es fundamental enseñarles:

  • Una actitud crítica en cuanto al sexismo en los medios de comunicación
  • Rechazar el amor romántico, en el que la mujer siempre es salvada por su «príncipe»
  • Habilidades comunicativas y de dialogo
  • Relaciones igualitarias y respetuosas

Debemos trabajar para conseguir erradicar este problema, comenzando con una intervención primaria centrada en la prevención a través de la educación, en la que estén implicados todos los agentes sociales.

-0 Comentario-

Deja una respuesta